Nueva página Web hacia la cultura de la yaracuyanidad

Queridos amigos y amigas. Esta oportunidad de dar a conocer la hermosa y poderosa historia de San Felipe y Yaracuy con sus leyendas, cultura, tradiciones y la calidez de sus personajes a través de las redes sociales, nos permitirá llegarle a los más de 100 millones de latinoamericanos y otras latitudes por medio del Facebook y Twitter, con el intercambio de videos, fotografías, música, crónicas e información variada, amena en el sentir, para interactuar hacia la comprensión de nuestra identidad.

Tuvimos muchos afiliados y positivos comentarios en la página anterior, Bitacoradelcronista.wordpress.com, un blog comunicacional que lamentablemente fue hackeado, es decir, pirateado por alguna persona inescrupulosa que definitivamente no ama lo nuestro, nuestras costumbres, nuestra naturaleza humanista, nuestra historia, nuestros personajes, nuestra identidad. 

Ese es el motivo que nos anima a reanudar nuestro contacto virtual, en esta ocasión a través de un Portal Web lo que nos permitirá de manera más eficiente difundir nuestra información, para seguir compartiendo experiencias y conocimientos abrigados al honor de ser sanfelipeños. Claro está, sabemos que aún nos queda un largo trecho que andar para dar a conocer este nuevo portal, por lo que les invitamos a transitar con nosotros al ingresar al portal Bitacoradelcronistasf.jimdo.com para conocer, apreciar y divulgar nuestra memoria colectiva. En primer plano podemos apreciar el regio bautisterio de la vieja Iglesia de Nuestra Señora de la Presentación, destruida el 26 de marzo de 1812, que aún muestra la orgullosa pila bautismal que data del 17 de diciembre de 1748 aún siendo mayordomo señor Barquilla, padre, hijo, espíritu santo, fotografía de Magaly Martínez que refleja la hermosura de nuestra patrimonio más amado.

El cronista de Punto Fijo, Guillermo de León Calles, afirmó que los cronistas son “notarios de la cotidianidad”, y al respecto nuestro buen amigo Antonio Rivero Bustillo dijo, entonces “Que hable la cotidianidad. Que hablen los ríos, las piedras, los árboles. Que canten los pájaros, los mares, la lluvia. Que hablen las casas, las plazas, las calles. Que hable la madre tierra. Que hable la gente del pueblo”. Y traigo a colación estos mensajes, porque en eso estamos.

Los que aún no están, en algún momento van a estar con nosotros cautivados también de tener un hermoso libro pleno de vivencias, porque somos una ventana abierta hacia la cultura de la yaracuyanidad. Que Dios bendiga a San Felipe. Amén.

Lcdo. Raúl Freytez / Cronista Oficial de San Felipe