Los cronistas toman las plazas de San Felipe para evocar historias

La actividad la inició el profesor Miguel González al interpretar los Himnos de Venezuela, del estado Yaracuy y San Felipe, para dar paso a la charla del periodista y cronista William Ojeda García con la historia de la Plaza Bolívar de San Felipe.

 

Prensa Oficina del Cronista SF / Fotos: Magaly Martínez

El cronista y periodista William Ojeda narró la historia de la Plaza Bolívar de San Felipe. (Fotos: Magaly Martínez)
El cronista y periodista William Ojeda narró la historia de la Plaza Bolívar de San Felipe. (Fotos: Magaly Martínez)

Los cronistas somos viajeros del tiempo. Rescatamos las voces del pasado para perpetuar los recuerdos y así educar a las nuevas generaciones del presente y futuro inmediato. Enseñamos a preservar la identidad, el sentido de pertenencia, a enorgullecernos de nuestro gentilicio; a revivir las memorias que forman parte de esa realidad que no está en los libros pero sí en el alma de los pueblos.

Fueron las declaraciones de Raúl Freytez, Cronista Oficial de San Felipe, al destacar que ese constante flujo de información llegará a nuestros escolares y vecinos a través de las voces de los custodios de la identidad local con la programación denominada “LOS CRONISTAS TOMAN LAS PLAZAS”, pautada para conmemorar el mes del Cronista, bajo la coordinación de la Oficina del Cronista de la ciudad capital con el respaldo del Centro de Historia del estado Yaracuy.

La actividad la inició el profesor Miguel González al interpretar los Himnos de Venezuela, del estado Yaracuy y San Felipe, para dar paso a la charla del periodista y cronista William Ojeda García con la historia de la Plaza Bolívar de San Felipe, desde cuando el lugar era conocido como la Plaza Mayor, hasta el momento en que se convirtió en el sitio para honrar al Libertador Simón Bolívar con el busto del Padre de la Patria (que luego se exhibiría en la Plaza Bolívar de Urachiche), y luego la estatua pedestre que cambiarían por la hermosa pieza de bronce del Bolívar ecuestre, obra del escultor Emilio Laiz Campos cuyo vaciado fue responsabilidad del maestro fundidor José Luis González. Historia viva de San Felipe.

La profesional del derecho y cronista Sagrario Castillo, aportó valiosa información de la Plaza Juan José de Maya.
La profesional del derecho y cronista Sagrario Castillo, aportó valiosa información de la Plaza Juan José de Maya.
La Plaza Juan José de Maya concuerda con el verdor y esplendor del paisaje yaracuyano, aseguró Sagrario Castillo ante los escolares del 5to grado B del Colegio Fray Luis Amigó.
La Plaza Juan José de Maya concuerda con el verdor y esplendor del paisaje yaracuyano, aseguró Sagrario Castillo ante los escolares del 5to grado B del Colegio Fray Luis Amigó.

Los escolares con los recuerdos de Juan José de Maya

Posteriormente se efectuó un emotivo reencuentro con los recuerdos en la Plaza Juan José de Maya, ubicada en la intersección de la Avenida La Paz, Las Fuentes y General Manuel Cedeño, de la ciudad de San Felipe, cuando la cronista Sagrario Castillo Azoca compartió sus conocimientos con los escolares del 5to. Grado B, del Colegio Fray Luis Amigó, acompañados de su maestra Delfina Peña y de la profesora Mariela Tamayo, coordinadora de primaria de esa institución educativa de raigambre yaracuyana.

En esta ocasión la cronista Sagrario Castillo Azoca conversó con los escolares del Colegio Fray Luis Amigó para dar a conocer la historia del epónimo de la Plaza, el sanfelipeño Juan José de Maya, abogado de oficio quien cursó estudios en la Real y Pontificia Universidad de Caracas (en la actualidad Universidad Central de Venezuela), siendo Regidor alférez real de San Felipe en 1795 e integrante del cuerpo de abogados de Caracas. Su activa participación en la política le hizo pasar a la historia como diputado del Congreso Republicano que con el tiempo se convertiría en la actual Asamblea Nacional (AN).

La Plaza Juan José de Maya, en alguna ocasión también se le conoció como la “Plaza de los serenateros”, y la “Plaza de los curas” y su hermosura concuerda con el verdor y esplendor del paisaje yaracuyano, pues está vigilada constantemente por el imponente Pico El Tigre, mejor conocido como el cerro Chimborazo. El constructor de la fuente de la plaza fue Jesús Zavala Piña.

El próximo encuentro es con los escolares de la Escuela Cecilia Mujica del barrio El Panteón, en la Plaza generalísimo Francisco de Miranda, el martes 31 de mayo a las 9 de la mañana, con la cronista Adilcia Alvarado Suárez, puntualizó Freytez.