en el primer lustro de la cronistatura oficial de san felipe

Así, con la fortaleza del duramen en el corazón de la madera, han sido estos primeros cinco años, plenos de amor por nuestro gentilicio, por nuestras raíces de identidad. Ser cronista oficial del municipio San Felipe es, sin duda, el privilegio más grandioso que me otorgó la vida, el mayor honor de toda mi existencia. Gracias a Dios.

Raúl Freytez / Fotos: Magaly Martínez / Marilyn Saez / Rafrequi

Durante la misa en acción de gracias en la Capilla El Cristo, a cargo del padre Frank Dorante, por el primer lustro de la Oficina del cronista oficial de San Felipe, en unión familiar y amor por la historia regional y local.
Durante la misa en acción de gracias en la Capilla El Cristo, a cargo del padre Frank Dorante, por el primer lustro de la Oficina del cronista oficial de San Felipe, en unión familiar y amor por la historia regional y local.
Portada de la Ordenanza sobre la Institución del cronista municipal.
Portada de la Ordenanza sobre la Institución del cronista municipal.

La Institución del Cronista municipal

Se cumplieron cinco años de cuando los ediles del Concejo municipal de San Felipe me confirieron el honor de ser el sexto cronista Oficial, designado el 3 de enero de 2013 en cumplimiento a lo establecido en la Ordenanza sobre el cargo de cronista Oficial del Municipio San Felipe, publicada en Gaceta Oficial de fecha 10 de diciembre de 2003, que vino a cumplir el mandato contenido en el artículo 187 de la Ley Orgánica de régimen Municipal publicada en Gaceta Oficial N° 4.109 de fecha 15 de junio de 1989. Y tal mandato debió ser cónsono con los cambios realizados a raíz de la promulgación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, pero no fue así, pues además de ser necesaria su adecuación al prenombrado texto constitucional, es pertinente señalar que la disposición transitoria Cuarta de esta nueva Constitución ordenó a la Asamblea Nacional, sancionar la nueva Ley Orgánica del Poder Público Municipal, dentro del lapso de un año, a partir de su entrada en vigencia, es decir en el año 2000, aunque fue en el mes de mayo de 2005 cuando la Asamblea Nacional sancionó la nueva Ley Orgánica del Poder Público Municipal, que derogó y sustituyó a la Ley Orgánica de Régimen Municipal de 1989.

En tal sentido en los artículos 98, 99, 100 y 101 de la Constitución, se consagra la cultura como un derecho fundamental y allí se señalan algunos de los siguientes principios básicos: 1) El Carácter libre de la creación cultural, 2) La cualidad de bienes irrenunciables de los valores culturales, 3) La obligatoriedad del Estado de proteger, preservar, enriquecer, conservar y restaurar el patrimonio tangible e intangible, las memorias históricas y de las memorias cotidianas, 4) La atención especial en las manifestaciones de la cultura popular, 5) La obligatoriedad de velar por la preservación, conocimiento y divulgación del patrimonio histórico tangible e intangible y 6) El principio de la diversidad cultural.

Luego, con fundamento a estos principios constitucionales, la actual Ley Orgánica del Poder Público Municipal, ha fortalecido y reivindicado la institución del cronista, estableciéndola en la Sección Tercera del Capítulo VI del Título IV, convirtiendo al Cronista en el principal Órgano Auxiliar del Poder Público Municipal en materia de tradiciones, hábitos, costumbres de la comunidad y del patrimonio histórico y cultural del municipio. Ha querido la actual ley nacional que la institución del cronista municipal, sea junto con la Secretaría y la Sindicatura, los principales órganos auxiliares del municipio.

Las voces afinaditas de la agrupación Alma llanera deleitó a la feligresía con un cálido repertorio musical.
Las voces afinaditas de la agrupación Alma llanera deleitó a la feligresía con un cálido repertorio musical.

Cronos de madera

Este primer lustro se conmemoró con una misa en acción de gracias en la Capilla El Cristo, la mañanita fresca del 21 de enero de 2018 con la homilía del presbítero Frank Dorante y la feligresía del Barrio Cantarrana con la vecindad de El Panteón, Zumuco, Monte Oscuro, Andrés Eloy Blanco y zonas aledañas al sector El Oasis, que plenó la remozada casa de Dios con la presencia musical de la agrupación Alma Llanera, Programa del Sistema Nacional de Orquestas, núcleo del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), en las voces dulces y afinaditas de los escolares con el repertorio de la misa y la interpretación de: "Venezuela, somos venezolanos; Himno a la alegría y la Canción del espanto, bajo la coordinación de Yorly López y del instructor de música Ángel Gamarra.

Un hermoso privilegio que haya sido en la capilla que resguarda El Cristo de Cantarrana para agradecerle al Gran Arquitecto del Universo por habernos otorgado la honrosa responsabilidad de custodiar la memoria colectiva del municipio San Felipe, juramentado por el Prof. Pedro Oropeza, para entonces presidente del ente edilicio, el 18 de enero del año 2013 en el salón de sesiones Fredy Bazán Rivero.

Se conmemoran los años de servicio, tal cual lo celebran los matrimonios, sólo que en el caso de los cronistas es Cronos, por ser Kronos el dios mítico de los años. En el caso del primer año, es Cronos de Papel; dos años es Cronos de Algodón; tres años, Cronos de Cuero; cuatro años, Cronos de Lino; cinco años, Cronos de Madera; seis años, Cronos de Hierro; siete años, Cronos de Lana; ocho años, Cronos de Bronce; nueve años, Cronos de Arcilla, diez años, Cronos de Aluminio, y así sucesivamente.

El cronista oficial de San Felipe, Raúl Freytez, durante su juramentación el 18 de enero de 2013 ante las autoridades del Concejo municipal sanfelipeño.
El cronista oficial de San Felipe, Raúl Freytez, durante su juramentación el 18 de enero de 2013 ante las autoridades del Concejo municipal sanfelipeño.

El mayor honor

Así, con la fortaleza del duramen en el corazón de la madera, han sido estos primeros cinco años, plenos de amor por nuestro gentilicio y raíces de identidad; altamente agradecidos a Dios Todopoderoso por habernos dado la firmeza espiritual para llevar a feliz término cada una de las actividades, proyectos, talleres y programas que permitieron al colectivo conocer de cerca el invalorable aporte de la memoria colectiva a través de nuestra historia, con la calidez de los personajes, leyendas y tradiciones que engrandecen y fortalecen el sentimiento de pertenencia y territorialidad que todos conocemos como yaracuyanidad, siempre con el respaldo del diligente personal de la oficina del cronista Magaly Martínez y Marilyn Sáez, así como de los cronistas escolares, docentes, padres, representantes, el maravilloso pueblo sanfelipeño y mi familia, soporte moral de mis responsabilidades profesionales.

Un agradecimiento muy especial a los concejales presidentes Nabor Herrera, Omar Martínez, William Ochoa y Félix Márquez, así como también a los ediles Antonio Escalona, Elías Montaño, Carlos Márquez y Gabriel Gutiérrez. Nuestra gratitud al personal del Concejo municipal y Alcaldía de San Felipe, así como al Gobernador Julio León, a Juan Manuel Torrealba, Secretario general de gobierno; a José Rafael Naranjo, Presidente del Instituto de cultura del estado Yaracuy (ICEY), y a José Medina, Contralor del municipio sanfelipeño. Nuestro afecto y estima a las autoridades de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY), de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos (Unerg) e integrantes de la primera Maestría en Historia de Venezuela que se dicta en Yaracuy; de la Zona Educativa del estado Yaracuy; de igual forma a la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela (ANCOV) y a mis colegas periodistas y reporteros gráficos. A todos les digo: He tenido grandes responsabilidades en mi carrera profesional, pero ser cronista oficial del municipio San Felipe, es sin duda, el privilegio más grandioso que me otorgó la vida, el mayor honor de toda mi existencia. Gracias a Dios.

Agradecemos el respaldo de los cronistas parroquiales y comunitarios, así como a los cronistas universitarios egresados de la UNEY; a William Ojeda, Horacio Elorza, Wilfredo Bolívar, Armando González y Belky Montilla, guardianes de identidad y asesores permanentes. Nuestro recuerdo imperecedero a León Trujillo, Nicolas Perazzo, Carmen de Ramírez, Alfonso Bortone y Domingo Aponte Barrios, los cronistas oficiales del municipio San Felipe quienes tuvieron la responsabilidad de levantar las bases del amor por nuestras raíces, por el gentilicio y la yaracuyanidad; ejemplos de vida que siguen vigentes por encima de los años y a quienes honramos con cada una de las actividades realizadas en los 1.825 días por la Cronistatura de la ciudad capital. Y los años que faltan.

Y bajo esta premisa, reconocemos muy agradecidos el extraordinario apoyo que recibimos de los periodistas y diversos medios de comunicación social impresos, radiales, digitales y televisivos, cuya labor comunicacional permitió que Yaracuy, Venezuela y otros países se hayan enterado de las diferentes actividades efectuadas por la Cronistatura de San Felipe, como notario del haber histórico, investigador y expositor de la cultura y micro historia de las diversas comunidades que integran el municipio. Hoy, gracias a los comunicadores sociales podemos expresar con orgullo que cumplimos con el compromiso encomendado, en la seguridad de que todo lo que hemos hecho y seguiremos haciendo por San Felipe y los sanfelipeños, resonará en la eternidad. Que así sea.