El renacimiento de la Capilla El Cristo

El templo está siendo recuperado por el Gobierno del estado Yaracuy, a través del Instituto de Vialidad y Obras Públicas del estado (Ivopey), que incluye la reestructuración de techos, pisos, paredes, baños, áreas verdes y electrificación, entre otros aspectos. Y abrirá sus puertas en un día que será de júbilo pues se escuchará el tañido de la única campana que se salvó del vandalismo, pues, eran dos; la de menor tamaño fue robada del campanario y la otra, se encuentra muy bien resguardada.

Raúl Freytez / Fotos: Marilyn Sáez / Magaly Martínez

La Capilla El Cristo será remozada de modo integral, para rescatar uno de los íconos religiosos de arraigado abolengo sanfelipeño. (Fotos: Marilyn Sáez)
La Capilla El Cristo será remozada de modo integral, para rescatar uno de los íconos religiosos de arraigado abolengo sanfelipeño. (Fotos: Marilyn Sáez)
Para el año de 1935 la Capilla El Cristo, sólo tenía una nave principal. (Foto: Marilyn Sáez)
Para el año de 1935 la Capilla El Cristo, sólo tenía una nave principal. (Foto: Marilyn Sáez)

El cielo es testigo

Diez y nueve años tuvieron que pasar para que la Capilla El Cristo empezara a recobrar la esplendidez de su arquitectura. Y de esos 6.935 días, han transcurrido cuatro años y cuatro meses de cuando se realizaron las inspecciones los días 12 y 27 de febrero de 2014 hasta que se produjo el traslado de las imágenes religiosas y enseres desde el templo hasta la Catedral de San Felipe el 5 de marzo de 2014, en el afán del Concejo Municipal y de la Cronistatura de San Felipe por preservar sus bienes hereditarios.

El octogenario templo es patrimonio religioso y cultural del estado Yaracuy desde el año 2008, con una colección formada en su mayoría por imágenes religiosas; repertorio de gran importancia para la población ya que representa su fe por la religión cristiana, complacida con el rescate del patrimonio arquitectónico yaracuyano. Y tanto el pueblo como el cielo son testigos.

Esta colección de imágenes religiosas resguarda una época muy hermosa de la construcción de piezas e imágenes que posee el estado Yaracuy. Todo ello enmarcado en la resolución número 003/05 de fecha 20 de febrero de 2015 del Instituto de Patrimonio Cultural. (Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano 2004/2008. Estado Yaracuy. Municipios Independencia/San Felipe. Páginas 18 y 62 IPC Caracas. 2008).

El barrio Cantarrana y la vecindad fueron testigos del  deplorable aspecto que presentaba la Capilla El Cristo. (Fotos: Magaly Martínez)
El barrio Cantarrana y la vecindad fueron testigos del deplorable aspecto que presentaba la Capilla El Cristo. (Fotos: Magaly Martínez)

Una realidad inocultable

Luego del traslado de las imágenes a la Catedral de San Felipe, se efectuó una tercera inspección a la Capilla El Cristo, el 27 de septiembre de 2014, y desde ese tiempo a esta fecha, la feligresía nunca perdió la fe de que una mano piadosa del ente gubernamental rescatara este símbolo patrimonial centenario, y que entonces por el deplorable aspecto que presentaba, titulé la crónica: “La Capilla El Cristo (Crónica de una realidad inocultable)”. En esa ocasión había escrito: “La puerta principal de la Capilla El Cristo está cerrada. Pareciera que el octogenario templo no tiene dolientes", pero en la actualidad no es así. La Capilla El Cristo reescribe su historia.

La feligresía y doña Virginia Capdevielle nunca perdieron la fe de que este símbolo patrimonial octogenario fuese rescatado del olvido. (Fotos: Magaly Martínez)
La feligresía y doña Virginia Capdevielle nunca perdieron la fe de que este símbolo patrimonial octogenario fuese rescatado del olvido. (Fotos: Magaly Martínez)

La ayuda al fin llegó

Hacia el año de 1935 se inició la construcción de la Capilla El Cristo en una bienhechuría que donó la familia Martínez Cafasso, y que luego se registraría legalmente a través de la donación del terreno por el Concejo Municipal que entonces presidía el Dr. Antonio Torres. En ese tiempo el señor Gregorio Borges regía la “Sociedad de Cristo Crucificado”, fundada el 5 de marzo de 1939.

Habían transcurrido 123 años de cuando se produjo el terremoto de 1812 y el San Felipe de entonces era una ciudad de calles de tierra, entrelazadas de casas de porte colonial, muy cerca de la redoma El Oasis, construida en el año de 1953 entre el cruce de las avenidas 5ta y la Dos de Diciembre, hoy Avenida La Paz, donde está situada la Plaza “Bachiller Trinidad Figueira”.

Y entre altas y bajas, el templo fue el centro de reunión de la feligresía y vecinos de Cantarrana, Zumuco, El Panteón, Monte Oscuro, Andrés Eloy Blanco y zonas aledañas al sector El Oasis, todos con el fervor de preservar el sitio para venerar al Hijo de Dios, a través de la oración en sana paz familiar, hasta que fue cerrado en 1980, tiempo desde el cual solo abría sus puertas para efectuar la procesión del Santo Cristo.

Ante la soledad en que se encontraba el templo, el Párroco de la Catedral de San Felipe, Monseñor Vicente Piñero Vergara, se reunió con la comunidad y en asamblea de ciudadanos decidieron designar a la señora Virginia Capdevielle como celadora de la Capilla El Cristo, para el cuidado del templo, lo que sucedió en el año 1987.

Pero el tiempo pasó y la falta de mantenimiento hizo que se deteriorara el techo de la capilla (1998), y desde entonces, aún con todas las diligencias realizadas por el Dr. Alfonso Bortone Goitía, el Obispo de la Diócesis, Nelson Martínez y la misma vecindad, no fue posible remozar su añeja infraestructura, tal como lo afirmó doña Virginia Capdevielle quien envió correspondencias en solicitud de ayuda a la Alcaldía de San Felipe (2012), pero sus peticiones no fueron tomadas en cuenta, y eso que exigía aunque sólo fuese la reparación de la luz y la construcción de una cerca que se necesitaba, pero, “la ayuda jamás llegó al lugar donde tumbaron una pared cuando construían el Parque Infantil, quedando la Capilla totalmente desprotegida y a merced de los ladrones que en muchas oportunidades han incursionado por allí. La Capilla está sin luz, porque las lámparas fluorescentes están vencidas y el techo se está cayendo a pedazos”, había señalado entonces doña Virginia Capdevielle. Hasta que la ayuda al fin llegó.

Desde mayo del año de 1988, se realizaban grandes festividades religiosas al comenzar y al terminar la Romería del Cristo de Limpias, pero desde 1935 el Cristo le otorgó nombradía al templo. (Fotos Magaly Martínez)
Desde mayo del año de 1988, se realizaban grandes festividades religiosas al comenzar y al terminar la Romería del Cristo de Limpias, pero desde 1935 el Cristo le otorgó nombradía al templo. (Fotos Magaly Martínez)

Valor patrimonial

La Capilla El Cristo es una edificación religiosa de tres naves, separadas entre sí por arcadas de tres arcos cada una, con un techo a dos aguas de láminas metálicas, y un Altar mayor con un Cristo. La fachada se caracteriza por una cornisa en ondas, en el centro de la cual hay una pequeña torre rectangular con techo de cúpula. (…) Entre las figuras que alberga sobresale el busto del Santo Cristo de Limpias, el cual se representa como una persona joven, con barba y cabellos largos, coronado con espinas, según indica el Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano correspondiente a los municipios San Felipe/Independencia del 2008, y también resguarda preciosos tesoros litúrgicos de significativo valor patrimonial, tal como la hermosa y piadosa imagen del Sagrado Corazón de Jesús y el venerado Cristo que le otorgó nombradía a la Capilla.

El templo está siendo recuperado por el Gobierno del estado Yaracuy, a través del Instituto de Vialidad y Obras Públicas del estado (Ivopey). (Fotos: Marilyn Sáez)
El templo está siendo recuperado por el Gobierno del estado Yaracuy, a través del Instituto de Vialidad y Obras Públicas del estado (Ivopey). (Fotos: Marilyn Sáez)

Remozan el Santuario

Hoy es otra la realidad. Remozan el santuario de oración y devoción a la Gloria de Jesucristo. El templo está siendo recuperado por el Gobierno del estado Yaracuy, a través del Instituto de Vialidad y Obras Públicas del estado (Ivopey), que incluye la reestructuración de techos, pisos, paredes, baños, áreas verdes y electrificación, entre otros aspectos, y en cuestión de dos meses, pongamos tres, la Capilla El Cristo abrirá sus puertas y ese día será de júbilo pues se escuchará el tañido de la única campana que se salvó del vandalismo, pues, eran dos; la de menor tamaño fue robada del campanario en abril de 2017, y la más grande se encuentra muy bien resguardada. Las campanas datan del año 1955, elaboradas en el astillero de Puerto Cabello y donadas por el Gobierno Nacional.

Desde lo alto del hogar de la familia Cordero Querales, se observa que las modificaciones realizadas no alteraron la regia estructura colonial de la Capilla El Cristo. (Fotos: Magaly Martínez)
Desde lo alto del hogar de la familia Cordero Querales, se observa que las modificaciones realizadas no alteraron la regia estructura colonial de la Capilla El Cristo. (Fotos: Magaly Martínez)

Ya era tiempo

El abandono de la Capilla El Cristo ya forma parte de su historia, y la alegría reflejada en el rostro de doña Virginia de Capdevielle es la muestra de ello, pues "se cumple uno de mis mayores sueños",  al destacar que la feligresía del barrio Cantarrana, El Oasis y alrededores, están de fiesta, y es que: "ya era tiempo de que una mano piadosa se hiciera cargo de rescatar el templo, pues de otro modo allí sólo existirían las paredes de la Capilla en ruinas". Pero eso forma parte del pasado.

Más que una reconstrucción, es el renacimiento de la Capilla El Cristo. (Foto: Magaly Martínez)
Más que una reconstrucción, es el renacimiento de la Capilla El Cristo. (Foto: Magaly Martínez)

El renacimiento

El templo lo recupera el Gobierno del estado Yaracuy, a través del Instituto de Vialidad y Obras Públicas del estado (Ivopey), antes Instituto Autónomo de Infraestructura (IAI), cuyo proyecto contempla la demolición de revestimiento de pisos con mortero de granito en la nave central de la iglesia, tal como la cubierta de techo tipo machitech, en virtud del gran deterioro que presentaba; la remoción de ventanas y protectores metálicos, así como la de la puerta metálica ubicada en la entrada principal de la iglesia; revisión general del sistema eléctrico; revisión general de instalaciones sanitarias y drenajes de aguas de lluvias; colocación de cubierta de techo tipo machihembrado, con manto asfaltico y tejas criollas; se acondicionaron las paredes internas y externas de la edificación con el fin de eliminar humedad presente.

En virtud del cambio del tipo de techo, se requirió de la remoción de las correas metálicas existentes y una nueva reubicación de las mismas, acortando las distancias entre ellas con el fin de garantizar un mejor soporte para el tipo de material utilizado (Machihembrado). Se construyó todo el sistema eléctrico, que abarca desde la instalación de las tuberías, cableado, tablero y breakers de acuerdo a la demanda de carga.

Tomando en cuenta que la estructura posee una data de más de ochenta años, se mantuvo intacta la estructura de la fachada, por consiguiente las modificaciones no alteraron su regia  apariencia original. Se pudo conocer que el diseño de los protectores, ventanas y puerta principal serán cambiados y adecuados a las estructuras de tipo colonial, totalmente pintadas sus paredes internas y externas, con el embellecimiento y distribución del cercado, así como las áreas verdes y jardinería.

De modo que, más que una reconstrucción, es el renacimiento de la Capilla El Cristo, y ya doña Virginia y la feligresía están haciendo los preparativos para acordar con el Concejo municipal y la Cronistatura de San Felipe, el retorno de las imagenes y enseres litúrgicos resguardados en la Catedral de San Felipe, para luego celebrar, por todo lo alto, con una hermosa misa oficiada por el Obispo Victor Hugo Basabe. Que así sea.