Valentina Jiménez: Talento con temple de vencedora 

Esta talentosa joven yaracuyana nació con condiciones naturales para la práctica del deporte, con habilidad y destreza en sus movimientos. Y esa inquietud desde muy pequeña la hizo apuntar hacia el arte deportivo, para convertirse con el correr de los años en su pasión, su forma de vida, su todo.

Danny Márquez / Fotos: Magaly Martínez

A su corta edad ya ha logrado triunfos importantes en el ámbito regional, nacional e internacional
A su corta edad ya ha logrado triunfos importantes en el ámbito regional, nacional e internacional

En esta oportunidad bitacoradelcronistasf.jimdo.com se viste de gala para rendirle un emotivo homenaje al talento sanfelipeño, en una joven de calificados méritos en el competitivo mundo del deporte.

Se trata de Raithmary Valentina Jiménez Rodríguez  (Valentina como todos la llaman), nacida en San Felipe el 28 de enero de 1998, segunda hija de Rayzeth Rodríguez y Mauricio Jiménez, pues el primero fue José Mauricio y finalmente Laryssa Verónica.

Esta talentosa joven yaracuyana nació con condiciones naturales para la práctica del deporte, con habilidad y destreza en sus movimientos. Y esa inquietud desde muy pequeña la hizo apuntar hacia el arte deportivo, para convertirse con el correr de los años en su pasión, su forma de vida, su todo.

Con sólo 17 años de edad ya es un ejemplo para su familia; sus primos la ven como un modelo  a seguir pues a través del deporte ya ha triunfado en la vida gracias a la determinación y energía que le imprime a cada entrenamiento para corregir los pequeños detalles que la puedan hacer llegar a unos juegos olímpicos, que es su sueño, su meta principal en el deporte.

Es una chica tranquila, muy hogareña que le gusta compartir con su familia, considerada por sus padres como “muy madura” a su corta edad, y creen que eso le ha permitido ser exitosa en el deporte, algo que nunca esperó, pero que logró con mucho esfuerzo, dedicación y disciplina.

Amante de los deportes extremos, eso la motivó a integrarse a la disciplina deportiva que con los años se ha arraigado más en ella y le ha permitido aprender cosas de la vida que no esperaba, y que sólo a través del deporte podía obtener esos conocimientos, sobre todo como atleta de gimnasia y trampolinismo.

Valentina acumula más de 45 medallas en su carrera deportiva
Valentina acumula más de 45 medallas en su carrera deportiva

Sus primeros pasos deportivos

Esta talentosa atleta inició su trajinar en el deporte a los cinco años de edad en la disciplina de saltos ornamentales, impulsada por sus abuelos Dr. Ramón Rodríguez e Irayda de Rodríguez, y desde luego con el entrenamiento de Jeaan Karlos Quinteiro, quien comentó que desde el primer momento observó en ella condiciones natas para la práctica del deporte. “Sólo con verla caminar nos dimos cuenta que tenía un gran talento para el deporte, y de inmediato apreciamos que teníamos a una campeona en clavados”.

Una de sus anécdotas revela que en sus inicios todos los uniformes le quedaban grandes por ser una de las clavadistas de menor tamaño de la selección de Yaracuy, lo que la hizo blanco de bromas por parte de sus compañeros, apuntó Valentina.

A los siete años de edad logró su primer triunfo, al titularse campeona en la categoría 5-7 años. Las orientaciones de quien ella afirma ha sido su entrenador especial -Jeaan Karlos Quinteiro- comenzaron a rendir fruto en la disciplinada niña. Mientras practicó  natación y saltos ornamentales participó en siete competencias oficiales, siendo un nacional en el estado Táchira, donde logró erigirse como la campeona.

Más tarde en un campeonato nacional efectuado en la ciudad de Barquisimeto la yaracuyana logra situarse en la segunda posición, ganando medalla de plata, demostrando las cualidades que ya había desarrollado para la práctica del deporte.

Luego de haber cumplido los ocho años de edad es cambiada de disciplina debido a que la piscina de la ciudad deportiva no estaba en condiciones aptas para practicar el deporte, y se vio en la necesidad de buscar otra alternativa que cumpliera con sus expectativas.

Buscó otra opción

Para entonces fue su abuela Irayda quien motivó a Valentina a practicar otro deporte, e incursionó en la gimnasia artística con la premisa de dirigir su rumbo hacia el deporte profesional, por considerarla una joven activa y que le gustaba desenvolverse en diferentes actividades.

Entre vítores y laureles se tituló Campeona Absoluta en Panamá 2009
Entre vítores y laureles se tituló Campeona Absoluta en Panamá 2009

Su incursión en la gimnasia artística fue por un período de cuatro años bajo la tutela de Vanessa Rosi Clisánchez, su entrenadora. Durante ese período logra participar en una gran cantidad de competencias de carácter regional, nacional e internacional.

En su primer campeonato nacional de la especialidad no obtiene los mejores resultados y se ubica en la octava posición general, durante los primeros meses de 2007 no contó con suerte consiguiendo como mejor posición un octavo lugar, además la novel gimnasta sufrió una fractura en el pie derecho, obligándola a perderse una cita nacional, pero el ímpetu y la gallardía de la yaracuyana le permitieron recuperarse muy pronto y en un certamen nacional, ese mismo año, consiguió sus primeras medallas en la disciplina, logrando medalla de plata en manos libres, de bronce en el riel, en barra y en All Round. Renacía así un talento regional con temple de vencedora.

A partir de ese momento comenzó a desarrollar más cualidades en la gimnasta y a comienzos de 2008 arrasó en la III Edición Copa UNEY, evento organizado por la Asociación de Gimnasia del  estado Yaracuy y la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy, en la cual ganó medalla de oro en los cinco aparatos (manos libres, barra, riel, salto en potro y All Round).

Valentina obtuvo por primera vez medallas en campeonatos de carácter nacional en la gimnasia artística al lograr oro en salto en potro, plata en manos libres, y bronce en riel de equilibrio y barras asimétricas.

Entre las 10 mejores gimnastas del país

Valentina Jiménez cuenta que el triunfo que mantiene grabado en su memoria y el más resaltante en su corta carrera profesional, fue su participación en la Copa Amistad de Gimnasia Artística en Mérida 2008, en la cual obtuvo preseas en todos los aparatos: Medalla de plata en salto en potro, en barras asimétricas y en riel de equilibrio, y bronce en All Round y manos libres. Luego de ese resultado la yaracuyana se situó entre las 10 mejores gimnastas del país en la categoría 10-11 años, e incluso tuvo la oportunidad de participar en evaluaciones para integrar la selección de Venezuela.

Luego de su pasantía por la gimnasia artística decide incursionar en el trampolinismo, es allí donde ha logrado más triunfos. En su primera competencia nacional obtuvo medalla de plata en individual mini tramp, y bronce en equipo mini tramp y equipo doble mini tramp.

 Valentina es Bachiller en Ciencias, graduada en 2014, ahora en la espera del cupo para estudiar medicina
Valentina es Bachiller en Ciencias, graduada en 2014, ahora en la espera del cupo para estudiar medicina

En 2009 en el Campeonato Nacional de Trampolinismo, también trajo buenos resultados para el estado Yaracuy al ganar plata en individual doble mini tramp, bronce en individual mini tramp, y bronce en equipo mini tramp y en la modalidad doble.

Un año más tarde la yaracuyana se consolida como una de las jóvenes con más talento en la disciplina al obtener medalla de plata en individual mini tramp y equipo serie de grupo y bronce en equipo mini tramp.

La competencia más destacada en la modalidad de Trampolinismo, fue la participación en los Juegos Nacionales Juveniles del 2011, pues con tan solo 13 años de edad, logró ubicarse en la posición 11 en Minitramp y Dobleminitramp, aunque no logro pasar a la ronda final ya que solo se toman en cuenta las 10 primeras posiciones, pero para ella, esta posición la considera un logro nacional ya que Valentina a tan corta edad tuvo que enfrentarse a competidores en edades desde 19 a 36 años de edad. Por cierto fue la atleta más joven de todas las disciplinas deportivas que llevó el Estado Yaracuy a los citados Juegos Juveniles.

Igualmente en la Ciudad de Mérida en el 2011, obtuvo sus mejores resultados  en todos los aparatos y serie de grupo, logrando para esa competencia un total de 5 medallas.

Para el año 2013, Valentina decide no participar en los Juegos Nacionales Juveniles 2013, sus razones justificadas fueron que el Estado Yaracuy no contaba con el aparato que se exigía para esa justa, que era participar sólo en Cama Elástica, por lo tanto no se encontraba preparada para esta competencia y su decisión fue irrevocable.

Sus mejores experiencias en el deporte a Nivel Internacional

Valentina afirmó que la mejor experiencia que ha vivido en el deporte hasta ahora, fue la participación en el Campeonato Internacional Estrellas Gimnásticas en el año 2008 en San José de Costa Rica. Allí logró presea plateada en barras asimétricas, bronce en riel de equilibrio y tres medallas especiales en manos libres, salto y all round, además de un segundo lugar por equipo gracias a su destacada actuación. “También cuando participé en la Copa Internacional Marbella, en Panamá 2008. “Allí logré medalla de oro en barras asimétricas, manos libres y all round, y medalla de plata en salto y riel de equilibrio, en esa oportunidad nos trajimos el primer lugar por equipos”.

A sus laureles deportivos se suman las excelentes calificaciones obtenidas en el Colegio Fray Luis Amigó, de donde egresó para cursar estudios de medicina -aún en espera del cupo-  pues “esta  profesión me apasiona desde pequeña para seguir el ejemplo y los pasos de mi abuelo Ramón Rodríguez y de mi tía Kelly Rodríguez, ambos reconocidos profesionales en el área de traumatología en el Estado Yaracuy”.

Valentina Jiménez es una joven que se pierde de vista en la difícil disciplina que envuelve el trampolinismo, la gimnasia y los saltos ornamentales. Su entusiasmo, dedicación y perseverancia le ha hecho cosechar muchos triunfos en su corta carrera, y tanto sus entrenadores como su familia y amigos le auguran un futuro pleno de éxitos por ser una luchadora en la vida con temple de vencedora, siempre determinada a mejorar y buscar la perfección en sus movimientos rítmicos.

Valentina junto a su padres Rayzeth Rodríguez y Mauricio Jiménez
Valentina junto a su padres Rayzeth Rodríguez y Mauricio Jiménez