El bucare del Edificio Rental en San Felipe

Mientras tanto el bucare, matizado de escarlata y el frondoso mango preñado de pulposas delicias, se yergue airoso en ese rincón del estacionamiento, dándole la bienvenida a los abogados y trabajadores de los tribunales y demás instituciones del Edificio Rental, ojalá que por mucho tiempo, haciéndole antesala al progreso.

Raúl Freytez / Fotos: Magaly Martínez 

El bucare custodia la entrada del estacionamiento del Edificio Rental
El bucare custodia la entrada del estacionamiento del Edificio Rental

Ahí está el bucare ruborizado en un rincón del estacionamiento del edificio Rental, vestido de gala roja ante el asombro del lugareño que ignora el destino negro que le espera cuando al lugar llegue el progreso. Igual augurio tiene el mango mamey de exquisita y frondosa sombra.

En verano, mientras la mayoría de los árboles ocultan sus arreboles, mayo le brinda vida al bucare revestido de flores color de fuego para encender los valles de Venezuela, y por una rara coincidencia una de estas maravillas de la naturaleza germinó en lo que fue el viejo patio de juego del Grupo Escolar República de Nicaragua donde los alumnos recibían clases de deporte del profesor Arturito Ojeda; era el lugar ideal para armar una caimanera con pelota de goma o jugar futbol bajo el sol candente del San Felipe de 1964.

Zafiro Navas, Dioslinda Navarro y Norma Velarde le rinden homenaje en el Facebook con sus recuerdos, y seguramente muchos sanfelipeños evocarán también los días de escuela en el siempre querido Grupo Escolar República de Nicaragua.

Allí, en “El Grupo”, la memoria sigue latente en el alma de los escolares de entonces, cuando con pantalones de kaki recortados, franelas blancas y zapatos deportivos armábamos una partía con Juan Fernando Mayora, Alan Lugo, mi sobrino William Rojas, Felipe “Pito” Corona y los hermanos Antón: Luis, Carlos y Pedro.

Ese bucare no existía en aquel tiempo, ni tampoco el mango mamey, si acaso uno que otro árbol de caujaro entre la gran planicie libre de vegetación, enmarcado entre las avenidas 7 y 8 y calles 11 y 12. Según el libro “Aquellas bánchinas nuestras”, del escritor y cronista Horacio Elorza, en el lugar estaba la residencia “del director del Grupo que quedaba en la esquina de la 7ma con la calle 12, y al otro extremo la 8va con la 12, quedaba la casa de la Sub Directora. Era la única escuela con residencia para sus directores”.

El bucare y el mango dan la bienvenida a los usuarios del Edificio Rental
El bucare y el mango dan la bienvenida a los usuarios del Edificio Rental

El Edificio Rental de San Felipe

Con el tiempo ese campo de juego de tan gratas remembranzas, fue objeto de un cambio radical con la construcción del Edificio Rental, edificado durante el Gobierno del Dr. Rafael Caldera e inaugurado en octubre de 1973 por su fundador el señor Eduardo Peipoquet.

Muchos años antes se había instaurado una nueva institución denominada: Fundación para el Desarrollo y Fomento del Municipio San Felipe (Fundesfel), registrada ante la oficina de Registro Público del Municipio San Felipe del Estado Yaracuy, en fecha seis de mayo del año mil novecientos sesenta y cinco (1965), siendo su primer presidente el señor Carlos Torrealba, y empezó a desempeñar sus labores en ese edifico que administraba.

Actualmente es asiento de los tribunales laborales, civil, y el de Protección del Niño, Niña y Adolescentes del estado Yaracuy, donde también está la sede del Concejo Municipal sanfelipeño, la Oficina del Cronista de San Felipe, Fundesfel y el Registro Principal.

El mango da sombra y frutos deliciosos ante la fachada del Edificio Rental
El mango da sombra y frutos deliciosos ante la fachada del Edificio Rental

En lo que es en la actualidad el área de aparcamiento de vehículos en el Edificio Rental, la Alcaldía del municipio San Felipe, al parecer, tiene prevista la edificación de un estacionamiento vertical a fin de garantizarle a los sanfelipeños una mayor movilidad vehicular, el cual de ejecutarse contaría con una gran capacidad de vehículos automotores.

El proyecto de construir un estacionamiento vertical surge de la necesidad de aportar a la ciudad un sistema tecnológico que ofrezca bienestar a los cientos de conductores, y por ende a la ciudadanía, con lo que se evitaría el caos vehicular en el centro de la ciudad, sobre todo en las horas pico, por la poca o casi inexistencia de aparcamientos en la ámbito municipal sanfelipeño. Pero de esa aspiración, no se ha dicho nada más, y sigue siendo a la fecha una propuesta sin concreción.

El rubor del bucare encandila a propios y visitantes
El rubor del bucare encandila a propios y visitantes

Mientras tanto el bucare, matizado de escarlata y el frondoso mango preñado de pulposas delicias, se yergue airoso en ese rincón del estacionamiento, ruborizando el ambiente al darle la bienvenida a los abogados y trabajadores de los tribunales y demás instituciones del Edificio Rental, ojalá que por mucho tiempo, haciéndole antesala al progreso.

La flor del bucare en todo su esplendor
La flor del bucare en todo su esplendor