San Felipe desde el cielo

Vista aérea del centro de la ciudad de San Felipe (Foto: Raúl Freytez)
Vista aérea del centro de la ciudad de San Felipe (Foto: Raúl Freytez)

Este es San Felipe desde el cielo. Mi pueblo, nuestro pueblo donde hombre, patrimonio y naturaleza se conjugan para vestir de gala nuestro suelo.

Si yo lograra unirme a un vuelo de azulejos, rozaría bien de cerca la cresta del Chimborazo sobre la cima de los árboles de caoba, indio desnudo, marfil, cobalonga, apamates, palo de vaca, cucharón, copey, caraña y araguaneyes, y con el sol de sus flores iluminaría mi viaje rebasando montañas y valles bien alto desde las nubes blancas, sobre la Catedral de mi pueblo, la plaza Bolívar, el barrio Zumuco, el Palacio de Gobierno y el Grupo Escolar República de Nicaragua donde absorbí mis primeras letras y conocimientos.

Y antes que mis alas se desarmen, en vuelo rasante dejaría derramar mis lágrimas sobre el Yurubí para inundar su cauce de esperanza en la ilusión de que sus aguas surtan de energía a nuestro suelo, mi pueblo, tu pueblo, nuestro pueblo.

Es fácil enamorarse de San Felipe, paseando por sus calles y desde el cielo. Este es nuestro pueblo donde hombre, patrimonio y naturaleza se conjugan para vestir de gala nuestro suelo. (Raúl Freytez)